Buccalmedic © 2018

Consultorio

✆  949 702 719

  • Facebook Social Icon
  • google-plus-logo

Horario

Jr. Diego de Almagro 144 - 2do piso (CENTRO HISTÓRICO) Trujillo - La Libertad

Lunes  a  Sábado

Mañana 9am - 1pm y Tarde 4pm - 9pm

Mapa

Salud bucodental (fragmento)

Nota informativa N°318

Abril de 2012

http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs318/es/

 

Datos principales

  • El 60%-90% de los escolares y casi el 100% de los adultos tienen caries dental en todo el mundo.

  • Las caries dentales pueden prevenirse manteniendo de forma constante una baja concentración de fluoruro en la cavidad bucal.

  • Las enfermedades periodontales graves, que pueden desembocar en la pérdida de dientes, afectan a un 15%-20% de los adultos de edad media (35-44 años).

  • Alrededor del 30% de la población mundial con edades comprendidas entre los 65 y los 74 años no tiene dientes naturales.

  • Las dolencias bucodentales, tanto en niños como en adultos, tienden a ser más frecuentes entre los grupos pobres y desfavorecidos.

  • Son factores de riesgo para el padecimiento de enfermedades bucodentales, entre otros, la mala alimentación, el tabaquismo, el consumo nocivo de alcohol y la falta de higiene bucodental, aunque existen también diversos determinantes sociales.

 

La salud bucodental, fundamental para gozar de una buena salud y una buena calidad de vida, se puede definir como la ausencia de dolor orofacial, cáncer de boca o de garganta, infecciones y llagas bucales, enfermedades periodontales (de las encías), caries, pérdida de dientes y otras enfermedades y trastornos que limitan en la persona afectada la capacidad de morder, masticar, sonreír y hablar, al tiempo que repercuten en su bienestar psicosocial.

Causas comunes

Las enfermedades bucodentales presentan factores de riesgo relacionados, entre otros, con la mala salud, el tabaquismo y el consumo nocivo de alcohol, factores que comparten con las cuatro enfermedades crónicas más importantes, a saber: las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas y la diabetes. Es de notar a este respecto que las afecciones bucodentales a menudo están asociadas a enfermedades crónicas. La mala higiene de la boca también constituye un factor de riesgo para el padecimiento de enfermedades bucodentales.

La prevalencia de estas enfermedades varía dependiendo de la región geográfica de que se trate y de la disponibilidad y accesibilidad de servicios de salud bucodental. También tienen mucho peso diversos determinantes sociales. La prevalencia de enfermedades bucodentales está aumentando en los países de ingresos bajos y medianos; en todos los países, la carga de morbilidad por esta causa es considerablemente mayor en las poblaciones pobres y desfavorecidas.

 

Prevención y tratamiento

La carga de enfermedades bucodentales y otras afecciones crónicas puede reducirse de forma simultánea, atajando los factores de riesgo comunes, como se indica a continuación:

  • La reducción de la ingesta de azúcares y una alimentación bien equilibrada para prevenir la caries dental y la pérdida prematura de dientes.

  • El consumo de frutas y verduras protege contra el cáncer de la cavidad bucal.

  • Dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol disminuyen el riesgo de cánceres de la cavidad bucal, periodontopatías y pérdida de dientes.

  • El uso de equipos eficaces de protección en la práctica de deportes y el uso de vehículos automóviles reduce las lesiones faciales.

  • Entornos físicos seguros.

 

Las caries dentales pueden prevenirse manteniendo de forma constante una baja concentración de fluoruro en la cavidad bucal. Ello puede conseguirse mediante la fluoración del agua de bebida, la sal, la leche, los colutorios o la pasta dentífrica, o bien mediante la aplicación de fluoruros por profesionales. La exposición a largo plazo a niveles óptimos de fluoruros reduce el número de caries tanto en los niños como en los adultos.

La mayoría de las enfermedades y afecciones bucodentales requieren una atención odontológica profesional; sin embargo, la limitada disponibilidad o la inaccesibilidad de estos servicios hace que sus tasas de utilización sean especialmente bajas entre las personas mayores, los habitantes de zonas rurales y las personas con bajos niveles de ingresos y de estudios. La cobertura de la atención bucodental es reducida en los países de ingresos bajos y medianos.

La atención odontológica tradicional con fines curativos representa una importante carga económica para muchos países de ingresos altos, donde entre un 5% y un 10% del gasto sanitario guarda relación con la salud bucodental. En los países de ingresos bajos y medianos, escasean los programas públicos de salud bucodental. El elevado costo de los tratamientos odontológicos puede evitarse aplicando medidas eficaces de prevención y promoción de la salud.

Dr. Freddy Arturo Herrera Castro

Cirujano Dentista en Trujillo

COP 23883

Cuando se piensa en Salud Bucal se la relaciona con el dentista, sonrisas, cepillos, etc.; pero por lo general, solo se acude al odontólogo cuando hay dolor o alguna molestia fuerte.

La Salud Bucal no es un Lujo

Lo primero que debemos tener bien en claro es que La Salud entra por la Boca; porque la boca es el primer paso por donde entra todo lo que va a nuestro cuerpo, entonces si descuidamos la boca -que es lo primordial- y no tenemos una buena higiene bucal, realmente estaremos absorbiendo gérmenes y microbios, a la hora de comer (más en los niños). La boca es como nuestro "plato" donde nos sirven nuestros alimentos, imagina que te sirven tu rico desayuno por la mañana, y "no se lavas tu plato", te sirven tu almuerzo en el mismo plato sin lavar, y terminado de comer "no se lava", sino que se lo guarda para más tarde, luego para la noche, cuando llegas del trabajo o de las clases, sacas el mismo plato sin lavar de todo el día y te sirves tu comida y nuevamente "no se lava", ¿cómo crees que estará ese plato guardado con restos de alimentos para el día siguiente?, donde ¡se repetirá la misma rutina!.

 

Es bien conocida la interrelación entre la Salud Bucal y la Salud General, esto se demuestra mediante evidencia científica. La cavidad bucal es el primer lugar donde pueden diagnosticarse enfermedades como por ejemplo, deficiencia de vitamina B-12, cáncer oral, desórdenes alimenticios y los primeros signos clínicos de HIV. La boca es un lugar con millones de microorganismos e infecciones oportunistas, que pueden afectar varios órganos. La enfermedad bucal ha sido relacionada con enfermedades cardiovasculares, diabetes, y resultados obstétricos adversos, entre otros. De esta manera es fácil darnos cuenta que La Boca es un indicador de la Salud General.

Una buena Salud Bucal nos proporciona unos dientes limpios, blancos y fuertes, que las encías presenten un color rosado claro y no haya molestias, ni dolor, ni sangrado o un mal aliento. Además de los beneficios ya conocidos las bocas sanas nos dan un buen aspecto personal y nos hacen sentir muy bien, también nos permite hablar y comer apropiadamente; todo esto nos proporciona un estado de completa normalidad anatómica y/o funcional de la cavidad bucal. En otras palabras la Salud Bucal mejora la Calidad de Vida de las personas porque nos libra del dolores, malestares, limitaciones y minusvalía social y funcional, es decir, además del bienestar físicos nos da también seguridad y bienestar psicológico (autoestima) y social (comunicación y relaciones sociales). Por algo se dice que La sonrisa es la mejor carta de presentación que podemos tener.

Estos pensamientos están tan metidos en nuestras mentes, que pensamos, que ir al dentista solo cuando nos duela o nos molesta, nos hace ahorrar dinero -siendo esto mentira-, y preferimos gastar en cualquier otra cosa en vez de ir a una consulta dental (un simple control preventivo) el cual nos resultaría mucho más económico que estar pagando luego tratamientos recuperativos o de rehabilitación más costosos, cuando la pequeña molestia se convirtió en algo más serio. Dejemos de darnos falsas justificaciones a nosotros mismos, por qué no fuimos a una consulta dental, así no mejorara nuestra salud bucal; cambiemos de actitud y logremos esa sonrisa que siempre quisimos.

Aquí en el Perú y muchas otras partes del mundo, tenemos el pensamiento subconsciente que ir al dentista es un lujo, vemos muchas veces por revistas, la televisión, internet u otros medios a modelos y artista todos ellos sonrientes, con dientes limpios y blancos, y nos preguntamos ¿cuánto cuesta esa sonrisa?; rápidamente asociamos esas sonrisas con un lujo, como si fuera un bien que excede lo necesario y no lo podemos tener. Luego pensamos que nuestra propia sonrisa, nuestra salud bucal, no está tan mal como parece, mejor lo dejamos para cuando "de verdad lo necesitemos", y ya no vamos al odontólogo, es más buscamos convencernos a nosotros mismo que esto es así, aun cuando nos informan que siempre es bueno acudir al dentista y cuidar nuestra salud bucal.